dimarts, 14 de febrer de 2012

FUGACIDAD


  

De ayer a hoy se ha muerto el atentado.
La rotativa arroja un esqueleto.
El crucigrama queda. Y la culpa
no es del quiosquero.

En el mínimo andar de las saetas,
el terremoto quieto.
Entre la tinta de las letras negras
se van ahogando muertos.

El horóscopo va por la semana
reinventando sueños
y el ¡Dios mío! de las inundaciones
se puso ya el chaleco.

Ha caído un avión de madrugada.
De la verdura que riega la corriente,
capullo en la noticia,
se ha marchitado la flor del accidente.

Elecciones de ayer
amarillas, colgadas en el clavo.
Imposible sudoku queda hoy
entre arrecifes náufrago.

Que esta yegua desmonte la estulticia,
A este tio-vivo que alguien ponga freno.
“Tempos fugit” inquieto entre la nada.
Muerto de nada, entre los dedos, quedo.


Félix

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada