dimecres, 25 de novembre de 2020

Momentos

Biberón

de bebé.

Sopa de ajo,

de anciano.

Cerezas

de adolescente.

Al joven,

manzanas verdes.

Y al maduro

dale un duro.

 

Félix


Imagen:https://www.google.com/

dijous, 19 de novembre de 2020

Volveré

Esta noche pasada oí la lluvia,

amistosa caía, no enojada,

en promesa de charcos,

de senderos mojados, caracoles,

de la toza lavada en los pinos albares,

del indómito olor de los enebros

y las viejas chaparras.

 

¡Qué suerte esta mañana!

Qué suerte pisar tierra nuevamente,

pisar tierra mojada y oler tierra,

el camino mojado y la acequia anegada,

pero los juncos tiesos, resistiéndose

al aire que irisa los espejos.

 

Mas tengo que marchar y en la retina

mientras vuelvo al asfalto,

capullos reventones de ababoles

y rosales silvestres. Volveré.

Yo quiero estar allí cuando se abran

y herirme de aromas y colores

y enfermarme de amores contemplando

el apareamiento  y el cortejo

que llevarán a cabo los gorriones

que este año anidarán en el alero.

 

Félix


Imagen:https://www.google.com/



dissabte, 14 de novembre de 2020

 Risas -menuetto-

Nacen las risas
en las montañas,
como las fuentes,
como los ríos,
como las platas,
como las aguas.

Bajan las risas
a carcajadas,
rodando penas,
y el mar las traga.

Félix

Imagen:https://www.google.com/

dissabte, 7 de novembre de 2020

Padre

Si hoy vuelvo a hablarte

como antes solía,

si a tu casa vuelvo

y a tu compañía,

abre tus oídos

y escucha mis cuitas.

Sé benevolente

y con tu sonrisa

anímame a entrar

de nuevo en tu vida.

Que tú como Padre

después de mil días,

con amor esperas

tras las celosías,

mirando el camino

por donde volvía

al caer la tarde,

para dicha mía

a buscar consejos

de sabiduría.

Perdóname Padre

que esta losa fría

que interpuse entre ambos

no fue por malicia.

Puse la esperanza

donde no debía

y quizá no supe

tener encendida

la luz que alumbrara

mis noches y días.

Entre decepciones

tomé esta deriva.

No estuve muy lejos.

En tus cercanías

me he movido siempre.

En mi alma sabía

que el largo silencio

se interrumpiría.

Si hoy vuelvo a hablarte

como antes hacía

ábreme los brazos,

perdona y olvida

estos desamores

y estas lejanías.

Déjame de nuevo

que Padre te diga.

 

Félix

Imagen:https://www.google.com/

diumenge, 1 de novembre de 2020

 ¡Marchando una de vida!

Tras esa puerta oscura sonó el toque de queda,

allí todos los huesos están humedecidos,

eterno fuego fatuo alumbrando el silencio,

en los labios el frío y tan cérea la piel

y habitando la oruga todas las cavidades.

 

Si despertador fuera para iniciar jornada

habremos de saber cómo de atareadas

andan este verano las cigarras bohemias

antes de decidirnos a cambiar edredones

por el sudario frío. No tengo libertad

mas diré mientras pueda: ¡marchando una de vida!

 

Félix

Imagen:https://www.google.com/

dilluns, 26 d’octubre de 2020

Corraliza para mi Faty

En honor a mi Fati,

tertuliano y amigo,

mi gato camarada,

para que se recree allá en el cielo,

corraliza virtual voy a crearle,

como mejor regalo para Reyes.

 

Ya se me fue, mas antes, generoso,

me había perdonado.

Para él, este corral,

al que irán acudiendo

aquellos de su reino 

con quienes tuvo trato.

Unos le hicieron daño

y otros animalejos lo sufrieron:

gorriones, lagartijas, mariposas,,,,

mas fue sólo jugando.


Félix

Imagen;https://www.google.com/

dimarts, 20 d’octubre de 2020

  Marcela  -romance jocoso-

...y pensar que eras mi luna,
y pensar que eras mi estrella,
que eras mi única musa
mi amor único, Marcela…

Aquella noche de luna
menguante con cuernos era,
te fuiste con el frutero
coronándome la testa
con adornos retorcidos
de compleja cornamenta.

No sé si te conquistaron
sus plátanos, sus cerezas,
sus manzanas, sus naranjas, 
sus pomelos o sus peras…
De lo que sí estoy seguro
-esto lo sé a ciencia cierta-
es que, cuando él te caló
los meloncitos que cuelgas,
se fue a por todos tus frutos
y se olvidó de la tienda.

Ya va para dos semanas,
ay, mi adorada Marcela,
que me dejaste tirado
sin yo sospechar siquiera
que en la frente me nacían
dos pitones de primera.

Ninguna noticia tengo
desde la noche funesta,
sólo intuyo que el frutero
se está comiendo tus peras,
se está atracando de higos,
se está jalando las fresas,
se está hinchando de melones,
todos los frutos, Marcela,
que tu exuberante cuerpo
produce en rica cosecha.

Verás que no soy muy malo:
como venganza discreta
yo solamente os deseo
cuando estéis en plena fiesta,
en el lecho del placer,
mordisqueando las peras,
con los plátanos pelados
y a punto las rojas fresas,
que os sobrevengan sudores
y sonoras diarreas
con orgasmos de intestinos
que en marrón lluvia os envuelvan
y quedéis tan camuflados
que ninguno se atreviera
a distinguir al frutero
de mi dorada Marcela.

Félix 

Imagen:https://www.google.com/