divendres, 29 d’abril de 2016

Muchacha enajenada

En aquel viejo molino
vieja casona soñada,
nos quedamos sin sentido
mientras se reía el agua.

Con el polvillo de harina
quedó la ropita blanca,
la que dejé sobre el suelo
la que pusiste de almohada.

Casi no nos dimos cuenta
y la tarde desmayaba,
rayita de luz apenas
rendijita dibujada.

Vuelvo, ahíta de suspiros
sin corazón vuelvo a casa,
me lo ha robado un muchacho
entre el rumor de las aguas.

Mira, mamá, cómo vengo
herida de amor el alma,
traigo rosas en el pelo
y mejillas sonrosadas.


Félix

Resultado de imagen de Molino de harina
Imagen: https://www.google.es

divendres, 22 d’abril de 2016

Romance del buen ladrón

A los lados de la cruz
donde Cristo agonizaba,
dos ladrones condenados,
del palo también colgaban.
A su derecha tenía
al que Dimas se llamaba,
que un apócrifo evangelio
sus fechorías relata:
Galileo era de origen
y tenía una posada
donde obsequiaba a los pobres
lo que a los ricos robaba;
en Jerusalén robó
las leyes encuadernadas
en libros, que los judíos
tenían como sagradas;
y en cierta ocasión dejó
totalmente despojada
de adornos y de vestidos
a una doncella afamada
por ser la sacerdotisa
del templo y la hija amada
de Caifás, el sacerdote
aquel que a Jesús juzgara
al alimón con Anás,
y a la cruz lo condenara.
Que el tal Dimas era pío
la historia también nos narra:
nunca mató a ningún hombre
ni hirió a nadie con su espada;
siendo de buen corazón,
a los muertos sepultaba.
En la infancia de Jesús
otro apócrifo nos narra
que José y su familia
se vio una vez atacada
por bandidos salteadores
con los que Dimas estaba,
que se interpuso al momento
enfrentándose a su banda
con valentía y coraje,
sin temor a represalias,
protegiendo del peligro
a la Familia Sagrada.
María bendijo a Dimas
y Jesús profetizaba
que treinta años después,
cuando él mismo agonizara,
el llamado Buen Ladrón
pediría de palabra
que se acordara de él
cuando a su reino llegara,
y que entonces le diría:
“Hoy tendrás una morada
a mi derecha en el cielo”,
según la Escritura narra.

Félix

Resultado de imagen de El buen ladrón
Imagen: https://www.google.es

divendres, 15 d’abril de 2016

Virgen

Por el sexto intersticio se coló,
cruel mandamientazo
que te bajó a la fosa
según ley de Moisés,
tablas intercostales.

Ni el cómo ni el porqué puedo explicarme:
del lado de tu cuerpo
de donde se supone
que está tu cráneo mondo,
nos ha nacido un níspero
que adorna el camposanto.

Arriba, en lo más alto,
posado como un juez,
un milano de alas metalizadas
gorjea colibríes
como perchas minúsculas
para tender al sol
vestiditos de novia.

Y flotando en la alberca, insumergible
queda tu sexo intacto

cual nenúfar en flor.

Félix

Resultado de imagen de Nenúfar
Imagen: https://www.google.es

dissabte, 9 d’abril de 2016

Primavera blanca

I

La nevada,
la trocha y la pala,
los zuecos y la almenara.

Imagen relacionada


II

Como en invierno:
hielo en las tejas,
nieve en los huertos,
blancos los pinos,
negros los cuervos
y las urracas
de blanco y negro.
Resultado de imagen de Cuervo y urraca en la nieve

III

Perezosa, se durmió la primavera en los laureles.
Marcea abril o más hacia atrás marchó en el calendario.
Cada mañana,

durante siete,
nos ha caído un inesperado y tardío manto blanco.
La tela gris de la ventana enciende un escalofrío.
Rasga el plomo el clarión blanquinegro de la urraca.
El cuervo escribe signos en la nieve impoluta.
Seis gorriones picotean el excremento de la yegua.
El cepo está oculto.

Resultado de imagen de gorriones en la nieve

IV

Cuando niños
¡cómo nos divertía orinar en la nieve
y escribir a oro y fuego mensajes inocentes!
Nostalgias también de monigotes albos

con nariz de zanahoria.
Sea bendita la primavera blanca.

Félix

Resultado de imagen de Muñeco de nieve con nariz de zanahoria
                                                           Imágenes: https://www.google.es

diumenge, 3 d’abril de 2016

Ni quiero 


Ando tu cuerpo,
laberinto de encantos,
no sé salir.

Félix
Resultado de imagen de laberinto real
Imagen:https://www.google.es