dimarts, 28 de febrer de 2017

¡Ay, ay, ay!

¡Ay!, se me escapa la vida
por la heridita del tiempo
y no puedo detener
esta hemorragia de alientos.

¡Ay!, que un huevito ha dejado
la mariposa del sueño
para que nazca la oruga
negra de los cementerios.

¡Ay!, que se escapa la vida
por la heridita del tiempo
sin nadie que cauterice

esta hemorragia de alientos.

Félix


Resultado de imagen de mariposa
Imagen: https://www.google.es

dilluns, 20 de febrer de 2017

Pero arriba, trincheras

Pero arriba, trincheras,
hileras.
El odio me zumba
y el acordeón
modula en mi mente,
demente,
chirridos de gas.
¿Dónde vas?, ¿dónde vas?
Hacia atrás va la panza,
dirás.
Pero arriba, trincheras.
Hileras…
de odio, agujero y gusanos,
talegos y nieve
blasfemias y guano.
¿Quién viene?
No comas, no es tiempo:
al momento dispara
apunta y dispara,
no para
la panza
dirás.
No quiero, es el gas
que modula en mi mente
demente
el chirrido zumbón,
el chirrido zumbón
de mi acordeón.
Ahí te quedarás.
Dispara, dispara, dispara,
¡dispara!
Esa bala
en mi frente
que me voy del frente
bien alta la frente,
herida la frente.
Hacia atrás
tú dirás,
mientras oigo el chirrido

del gas.

Félix

Resultado de imagen de trincheras
Imagen: https://www.google.es

dissabte, 11 de febrer de 2017

Peregrino

Déjame entrar, mujer,
al sagrado refugio de tu cuerpo.
Romero y peregrino de la carne,
triste y cansado vengo
de inhóspitos albergues,
de tantas lluvias, soles y granizos,
de tantas mortecinas soledades.

Al fin te iba atisbando
entre jirones de niebla matutina
y te oí repicar,
entre ráfaga y ráfaga
parpadeos del aire en sus silencios,
argentina y purísima campana.


En tu pecho, mujer, me reconforto,
me voy curando el alma
en tu pródigo amor.
Renazco hombre en tu seno
y un nombre nuevo cobro
al salir bautizado

en las aguas termales de tu sexo.

Félix

Resultado de imagen de Peregrino
Imagen: https://www.google.es

dijous, 2 de febrer de 2017

Patito desclasado


Era un patito entre marrón y gris
sin corbata en el cuello.
Nadaba en la laguna solitario
mirando sin mirar,
con su único ojo de mi lado,
si acaso una migaja de pan le lanzaría.
Mas vino una pareja
elegante y apuesta
con el cuello azulado,
ánades de prosapia,
y el humilde patito se asustó.
Se salió a tierra firme desclasado
y se acercó mendigo
al niño que traía
una bolsa en la mano
con miguitas de amor
.

Félix

Resultado de imagen de patos y niños
Imagen: https://www.google.es