diumenge, 15 de juny de 2014

haiku

Hierro rusiente,
ha marcado tu sello
mi carne virgen.

Félix

………..

dijous, 15 de maig de 2014

Primer hombre


No había tormentas sobre su cabeza,
sin embargo,
abrió el paraguas más grande de la historia,
abrió la noche.

¿Fue la mujer?
Sería sombrilla coquetuela,
no importa:
abrió la noche.

Uno y otro
sugirieron la idea de la lluvia
del rayo y de los truenos.

Desde entonces, cada hombre
abre su paraguas. ¡Qué gracioso!
Y cada mujer.

Desde entonces
Las tormentas de verano nos acosan
y las nieves de todos los inviernos.
Y, mientras abrimos los paraguas,
impertérritos jarrean los tinteros.

Félix

dissabte, 12 d’abril de 2014

Club de los 10 poetas



Escribían 10 poetas,
uno desgració un soneto:
nueve quedan, ni uno menos.

De los nueve que nos quedan,
uno intentó un serventesio:
ocho quedan, en efecto.

De los ocho que quedaban,
un solo verso decente
parió uno: quedan siete

De estos siete que nos quedan,
uno no halló consonante:
queda uno menos que antes.
 
De los seis que nos quedaban,
uno fue doctor en ripios:
ya sólo nos quedan cinco.

De estos cinco que nos quedan,
uno sólo asonantaba:
ya sólo cuatro quedaban.

De los cuatro que quedaban,
uno se tragó un romance:
tres quedaron al instante.

De los tres que aún quedaban,
uno parió redondillas:
sólo dos quedan con vida.

De estos dos que aún quedamos,
hice yo media cuarteta:
ya sólo queda un poeta.

Oye, uno, ten cuidado
no te pille un pareado.

Félix

..........

divendres, 4 d’abril de 2014

La parra seca



La parra del amor se seca.
No tienen rocío los labios delgados
de las madrugadas delgadas.

Sol de ausencia,
rayos opacos de duda,
pájaros del miedo…
cuervos.

Piel seca.


Manos muertas:
racimos.
Uva picada:
besos sin vino.


Félix

dimecres, 5 de març de 2014

Haiku



Libo en tus labios
néctares y ambrosías;
placer de dioses.

            Félix

dimarts, 18 de febrer de 2014

No quieras



Todo, a veces, se empeña desde fuera,
cosas y personas,
en que hagas del corazón
un rompeolas.

No quieras.


Nunca el amor infinito del agua

te bañará,
aunque estés salpicada
de espuma blanca.



            Félix

………