diumenge, 28 d’agost de 2016


Un huerto en las heridas

Un huerto en las heridas,
mis heridas,
y comer rabanitos de la herida.
Mientras las remolachas que son lentas
crecen,
tragaré las lechugas,
cardillos, escarolas y collejas,
acederas silvestres
que amargas comeré sin cultivar
y unos puerros del éxodo judío.

Marecito de lágrimas saladas
tan sólo para mí,
donde pescar lubinas
y comer las lubinas
esperando que pinzen  los cangrejos
y muerdan las morenas.

Un horno de suspiros,
mis suspiros
con obrador y todo
donde amasar los ayes de la sangre
y cocerme los ayes
y comerme los ayes, ¡qué regusto
brindando con ajenjo,

absenta y hiel con hielo!

Félix

Resultado de imagen de Jardín medicinal
Imagen:https://www.google.es


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada