dimarts, 4 de febrer de 2014

Maltrato



Un ventarrón anuncia la tormenta,
cubren el sol los nubarrones negros,
se estremecen las hojas en los chopos,
ya están ahí los retumbantes truenos.
Los rayos en zigzag siembran azufre,
puñales de granizo caen del cielo
redoblando el tambor de la piel seca,
que, amortajada, queda en blanco velo.

Cual rosada que hiere la mañana,
hirió tu amenaza mi alma y cuerpo;
tu mano levantada, cual escarcha,
reinventando caracteres nuevos
y escribiendo macabras contraseñas,
uno a uno ha abortado mis deseos;
ha rayado uno a uno mis cristales
condenando mi útero al invierno.


                                     Félix
………..

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada