dissabte, 30 de març de 2013

Comunión



Guardemos
una luna llena
para nuestra primera comunión,

si llega.

Si no llega…
cuélgala, mujer, en un clavo del desván;
tírala rodando constelación abajo,
o dásela a un niño pobre:
que juegue al aro.

Félix

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada