dijous, 14 de febrer de 2013

Ya no quedan lunas llenas




Todas las lunas llenas han rodado.
Ya no quedan lunas llenas.
Los chiquillos del pecado las robaron
para jugar al aro.
Y las tiraron por las constelaciones de los cuerpos,
constelaciones abajo de los cuerpos.

Ya no quedan lunas llenas.
Como platos amarillos descendieron
rodando.
Los peces han perdido su cuchillo
y la plata.
No croan las ranas.
La noche
es una mora sin medalla.

El poeta se ha metido en el tintero.
Y, al oír la trompeta del último día,
huyeron los amantes.

Félix

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada