dimarts, 3 d’abril de 2012

Romance del primer amor




Romance del primer amor

En un caluroso agosto
de recuerdos tan lejanos
irrumpisteis en el pueblo
en dos viejos carromatos.
Parasteis en la placeta
junto a la fuente de caños.
Antes de que el alguacil
nos pregonara su bando,
os rodeamos los niños
y sentados en el banco
cuchicheaban risueños
y observaban los ancianos.
La noticia en un momento
de casa en casa ha volado:
“esta noche habrá función,
titiriteros llegaron”.


Exóticos descendisteis
diez o doce, no sé cuántos
y en medio de todos ellos
destacaron tus encantos.
Aunque era muy niño entonces,
tal vez tenía nueve años
y tú, al menos me doblabas
calculando por lo bajo
en edad y en estatura,
me quedé tan embobado
mirando tu pelo rubio
y tus ojos azulados,
aquel pecho exuberante,
aquel rojo de tus labios,
aquellas piernas tan largas
y aquel talle tan menguado
que de nadie más me acuerdo
de los que había a tu lado,
para ti sólo tuve ojos
quedándome enamorado.

Fuiste Isabel y Julieta
fuiste Inés, fuiste Rosario,
Beatriz fuiste y Teresa,
fuiste Genoveva a ratos.
¡Qué palabras tan bonitas!
¡Qué bien movías las manos!
¡Qué bien reías las risas!
¡Qué bien llorabas los llantos!
¡Qué bien morías las muertes!
¡Qué bien amabas amando!
¡Cómo envidiaba al galán
que aparecía a tu lado,
torturándome de celos
cuando besaba tus labios!

Cuando a mi casa volvía
en mi soledad cercado
soñaba dormir contigo
y despertar en tus brazos.
El sueño no conciliaba
ni rezando a todos santos,
sorprendiéndome despierto
el primer canto del gallo.

Por siete días te vi
tarde y noche en el teatro,
al octavo día justo
otra vez los carromatos
reemprendieron la marcha
y con ellos tus encantos.
Me quedé herido de amor
y en mi herida desolado.
No supo nadie, ni tú
que esa mañana temprano
cuando salisteis del pueblo,
caminé durante un rato
manteniendo la distancia
pero muy desesperado
con el corazón herido
siguiendo los carromatos.


Félix

3 comentaris:

  1. Ya te lo decia yo!
    Tienes algo de gitano y te viene de lejos, por lo que leo.
    Bonito! muy sensible,...el primer amor...amor espiritual.

    ResponElimina
  2. Un buen poema lleno de de melancolía por lo lejano, que tan cerca está

    ResponElimina
  3. FÈLIX, ¿QUE PUEDO DECIRRRRRRRRRR?... MI ALMA QUE DEBE SER GITANA, SE CONMOVIÓ HASTA LO MAS PROFUNDO AL LEERTE, ¡¡FELICITACIONES MILES, AMIGO Y MAESTRO!!...
    BESOS ESTRELLITA

    ResponElimina